La eficiencia medida en lúmenes

ampolleta luz

La tecnología LED ha reestructurado nuestra vida. Ahora es bastante común encontrar en le mercado productos LED, que ofrecen opciones mucho más beneficiosas. También nos ha hecho replantearnos la forma en que debemos invertir en iluminación. Debemos tener en cuenta que la intensidad de la luz la marcan los lúmenes y no los voltios, un aspecto que pasaremos a detallar a continuación.

Comúnmente, cuando necesitábamos cambiar una ampolleta de nuestro hogar, lo hacíamos teniendo en consideración los voltios. Esto quiere decir que dependiendo en donde necesitáramos la ampolleta, adquiríamos una que tuviera más o menos volts, en función de la luminosidad que queríamos. No obstante, los voltios sólo nos vienen a indicar la energía que consume la ampolleta, esto quiere decir, su potencia. Es lógico que la energía consumida, siempre irá en directa relación a la luz desprendida, pero hay que tener claro, que la luz que emite una ampolleta se mide en lúmenes.

En la actualidad, el tema de la eficiencia energética se ha instalado con fuerza, por lo que es bastante necesario cambiar el chip y comenzar a pensar en los lúmenes. Hay que buscar la máxima eficiencia lumínica y en ese sentido las lámparas LED son una solución importante, puesto que dan más lúmenes por voltios consumido.

LED: Más lúmenes, menos voltios

Para tener más claridad respecto al tema, es convenientes aclarar algunos conceptos en torno a las características de una lámpara LED:

  • Potencia: Indica el consumo de energía eléctrica y se mide en voltios.
  • Flujo luminoso: Es la cantidad de luz percibido por el ojo de una determinada fuerte y se mide en lúmenes.
  • Eficacia lumínica: Indica la cantidad de luz emitida en relación a la energía que se consume. Se mide en lúmenes por voltios.
  • Luminosidad: Mide la cantidad de flujo luminoso que incide sobre una superficie.

Una ampolleta incandescente de 60 voltios produce aproximadamente 800 lúmenes, mientras que una fluorescente compacta sólo necesita 20 voltios para dar la misma cantidad de lúmenes. Por esto, si queremos cambiar una ampolleta incandescente de 60 voltios o una fluorescente de 20 por una LED, hay que buscar el equivalente en lúmenes, no en voltios.